lunes, 8 de marzo de 2010

Modesto Vázquez - El Autor

A través de Javier Delgado Rosas nos hemos enterado que don Modesto Vázquez, edad 62, ha fallecido esta madrugada debido a complicaciones pulmonares. Este es un triste momento para los admiradores de Orión el Atlante, Kaliman el Hombre Increible, y muchos otros personajes. Cientos de miles de jóvenes y adultos se entretuvieron durante décadas con las aventuras escritas por este gran creador, y el vacío que su ausencia nos deja va a ser imposible de llenar. Hace solo unos meses don Modesto se convirtió en un contribuyente en este blog, y lo acogió como la página oficial de Orión el Atlante.

Su legado nunca va a ser olvidado, y continuaré haciendo honor a su creatividad e imaginación por medio de este humilde sitio. Don modesto, gracias por darnos estos maravillosos personajes y estas excitantes aventuras. En su último comentario del 28 de Enero, Don Modesto nos dijo en lenguaje Yoruba "Asere Alafia" (Lo mejor para ti, hermano) y es eso exactamente lo que le deseamos a este gran creador. Descanse en paz Modesto José Loreto Vázquez Rodríguez, que la gloria de Atón-Ra le acompañe siempre.

Karnak & Tifón

En el Templo de la Misericordia, Tifón aprieta sin piedad el cuello de la pequeña Nefi para castigarla por ayudar a Ramín a escapar de la Galería. La niña trata de soltarse pero la fuerza del sacerdote es superior a la suya. Poco a poco la visión de Nefi comienza a nublarse y aire se agota en sus pulmones. Tifón está a punto de quebrarle la garganta a su víctima, cuando de repente comienza a sentir un incómodo ardor en su cuerpo.

Es Ramín, quien agarrando una antorcha le prende fuego a las vestiduras del sacerdote. Las llamas rapidamente se extenden por todas las vestiduras del malvado Tifón, quien lleno de pánico sale corriendo tratando de apagar el fuego que lo envuelve con rapidez.

Karnak observa sigilosamente a Ramín y Nefi

Ramín ayuda a Nefi a reincomporarse, y momentos después el par de niños se adentran en las regiones más oscuras y lúgubres del templo, allá donde la esperanza muere y todos lo que intentan escapar mueren en el intento. Sin saberlo, ambos son observados desde una recámara secreta por el otro sacerdote, Karnak, quien atentamente nota el progreso de los jóvenes en un siniestro afán de conocer su valor ante el peligro.

sábado, 6 de marzo de 2010

Kafunga - La Bestia

Asuramaya regresa a sus aposentos furioso buscando a Kafunga para castigarlo. La bestia no entiende por qué su amo lo azota sin piedad mientras el brujo lo golpea una y otra vez. Sus órdenes habían sido eliminar a Atenhotep, pero a pesar de haberlo atacado, el animal no lo mató; de no haber sido por Siriaco, Asuramaya hubiera muerto cuando el faraón se levantó de la losa en la que su cuerpo reposaba para cobrar venganza.

Sin que Asuramaya ni Kafunga lo notaran, una esclava que hacía sus labores en los aposentos, es testigo de las palabras del brujo, y al descubrir que fueron ellos quienes mataron al faraón, sale corriendo para avisarle a la emperatriz Isis. Para su desgracia y la del reino entero, la esclava se tropieza y cae al suelo haciendo un estruendo que es escuchado por Asuramaya, quien al saberse descubierto envía a Kafunga para destruir a quien sea que estaba espiando.

La esclava no puede levantarse del suelo, pues se partió el tobillo al caer, y no puede hacer nada para defenderse al ver al descomunal Kafunga acercarse a ella para destrozarla.

jueves, 4 de marzo de 2010

Nefi - La Valiente

Ramín observa a los leprosos luchar entre sí para saber quién será el que finalmente lo devore; de repente una rendija se abre en un oscuro rincón y por ella aparece una dulce niña quien ayuda a Ramín a escapar su terrible destino. Se trata de Nefi, una pequeña que ha estado atrapada en el templo por mucho tiempo y que hasta ahora ha logrado sobrevivir evadiendo a los leprosos y a los múltiples peligros que se encierran en el siniestro lugar.

Nefi conduce a Ramín silenciosamente por el oscuro pasadizo fuera de la galería donde los leprosos aún luchan; pero uno de ellos nota la rendija que Ramín olvidó cerrar en su afán y los sigue. La valiente Nefi agarra una roca y ataca al leproso, quien adolorido se devuelve y los deja tranquilos. El par de jovencitos escapan a gatas hasta que finalmente salen del tunel, pero allí los espera el malvado Tifón, uno de los sacerdotes que cuidan del templo de la misericordia.

Los leprosos van tras Ramín

Tifón agarra a ambos niños y se dispone a castigarlos; ambos luchan para safarse del despreciable sacerdote, pero él es más fuerte que ellos. Ramín patea y grita, pero su atacante lo arroja contra el suelo y se golpea en la cabeza. Tifón decide que Ramín volverá a la galería con los leprosos, y Nefi morirá por rebelde. El sacerdote comienza a apretar la garganta de la niña y no se detendrá hasta que haya muerto.

martes, 2 de marzo de 2010

La Mujer Serpiente

Sakkara advierte a Orión de las flechas que vuelan hacia él, y observa como con la destreza que solo un guerrero atlante puede tener, su nuevo esclavo logra evadirlas todas. Luego el mismo Berebere toma un arco y dispara una flecha, pero Orión la detiene en pleno vuelo con sus propias manos, lo que atemoriza a los arqueros quienes salen corriendo asustados. Con la mitad de sus hombres derrotados y la otra mitad huyendo, el buitre del desierto se ha quedado solo, y es cuando la mujer serpiente ataca y le da uno de sus venenosos besos. Berebere siente como sus músculos comienzan a paralizarse y no puede sostenerse de pié por más tiempo hasta que finalmente cae en la arena. Poco a poco el buitre del desierto pierde la mobilidad, y Sakkara le explica que le ha dado el beso de la muerte mientras monta su caballo y parte con el hipnotizado Orión hacia las ruinas de Aclimón.

Berebere le pide a Sakkara que no lo abandone en medio del desierto, pero ella se burla de él diciéndole que no se quedará solo... las aves de carroña le harán compañía y después lo devorarán cuando muera; el buitre del desierto ha encontrado una tumba digna de su nombre.

Orión y su ama, la mujer serpiente, galopan rumbo a su destino sin mirar atrás, y todo lo que se oye es el aleteo de los buitres merodeando su presa.

domingo, 28 de febrero de 2010

Ramín - El Fiel Compañero

Ramín trata de recordar qué le ocurrió, pero solo tiene memorias del momento en que Orión lo salvó de las arenas movedizas, y luego despertó capturado por los jinetes. En una tierra extraña, prisionero de los sacerdotes, y sin rastro alguno de Orión. El hombre llamado Tifón cree que el pequeño puede servirles de esclavo, pero el anciano Karnak piensa que el niño es muy débil. Para resolver el conflicto, los sacerdotes deciden llevar a Ramín a un lugar del templo llamado "la galería", y si logra salir vivo de allí, entonces será de valor suficiente para retenerlo como esclavo.

Tifón y Karnak abandonan a Ramín en la oscura galería, y no mucho tiempo pasa antes de que el pequeño comprenda las palabras de los sacerdotes: este siniestro lugar es habitado por docenas de leprosos. Su temor inicial era que el toque de los enfermos lo contagiara con la terrible enfermedad, pero su rostro se llena de horror al ver que los leprosos comienzan a luchar entre ellos... el vencedor lo devorará vivo!

Ramín corre hacia las puertas de la interminable galería, las golpea, patea, grita, pero nadie viene en su ayuda. Una vez la lucha entre los leprosos termine, su tiempo se acabará y también su vida. Sin saber qué hacer,el niño le pide a Atón-Ra por ayuda, y casi en respuesta a su plegaria, una suave y delicada voz le susurra "ven!... por aquí!"

viernes, 26 de febrero de 2010

Berebere - El Buitre

Berebere recobra el sentido para ver a Orión doblegado por Sakkara y su fatal beso. Al ver la fortaleza e imponente presencia del atlante, la mujer serpiente concluye que ya no necesita del buitre del desierto ni sus servicios, así que decide abandonarlo y partir con su nuevo esclavo. Berebere no acepta las acciones de Sakkara y trata de impedirselo, pero ella ordena a Orión que lo destruya, y el guerrero se prepara a obedecer.

Con su voluntad dominada por Sakkara, Orión saca su espada y se dirige a Berebere; los ladrones temen que el extranjero matará facilmente a su amo, así que se lanzan a defenderlo. Haciendo uso de su agilidad, fuerza, y reflejos, Orión los derrota sin problema mientras Berebere observa atemorizado el destino que le espera.

El buitre del desierto llama a sus arqueros, les ordena que apunten, y le advierte al extranjero que si da un movimiento en falso dará el comando para que lo maten; pero bajo el control de Sakkara, el atlante ignora la advertencia y avanza. Berebere da la orden, y flechas comienzan a volar por los aires!

miércoles, 24 de febrero de 2010

Osiris - El Príncipe

Osiris sale de su escondite para evitar que Kopto sea lastimado. Ramadán ordena a sus soldados que capturen al fugitivo, pero el príncipe de Ofir no se rinde facilemte y lucha contra las tropas. Sin escrúpulo alguno, Ramadán usa su daga y amenaza con sacarle los ojos a Kopto si Osiris no se rinde, así que el prícipe no tiene más remedio que darse por vencido y dejarse capturar con la condición que la vida del cantinero sea respetada.

Los soldados escoltan a Osiris hasta el palacio de Isis, mientras Ramadán promete a Kopto que pronto volverá para terminar lo que comenzó. Una vez en el trono de la emperatriz, Osiris es acusado de matar al faraón Atenhotep, y aunque trata de convencer a todos que es inocente, no tiene palabras qué decir cuando Isis entra con su medallón en mano como prueba irrefutable del horrendo crimen.

Isis llora de tristeza y rabia mientras tacha al hombre que tanto amaba de asesino. Osiris le jura que se trata de una trampa, y le pide que recapacite, pero la evidencia es innegable e Isis da la orden que el príncipe sea llevado a una prisión mientras llega el amanecer para ser ejecutado.

lunes, 22 de febrero de 2010

Karnak & Tifón

Lejos de Saís y en medio del desierto se encuentra un lugar llamado el templo de la misericordia; una inmensa construcción que guarda terribles secretos y en la cual habitan siniestros personajes. Dos de ellos son los sacerdotes Karnak y Tifón, guardianes del Templo; ambos le sirven al rey de los Asuras, pero Tifón, el más joven, es aprendiz del anciano Karnak.

Los dos sacerdotes esperan frente a las inmensas puertas del templo mientras ven a un grupo de jinetes acercándose; son hombres del buitre del desierto, Berebere, quienes traen consigo esclavos para venderlos por unas cuantas monedas de oro al despreciable par. Karnak espera que estos nuevos prisioneros resistan más que los anteriores, pero Tifón lo duda, pues el mal que se encierra dentro del templo es inclemente.

Al llegar, los jinetes de Berebere entregan los esclavos a los sacerdotes, y una vez reciben su pago se marchan de inmediato sin perder tiempo, pues saben muy bien lo que habita en ese lugar y no quieren estar allí más de lo necesario. Karnak y Tifón inspeccionan los prisioneros cuando el anciano ve uno en particular que le llama la atención; se le acerca y le da una bofetada para concluir que es muy débil y no durará mucho tiempo, pues es solo un niño... se trata de Ramín!

sábado, 20 de febrero de 2010

Kopto - El Cantinero

Kopto es un joven que vive en Saís y que se gana la vida como cantinero en una taverna frecuentada por soldados, amos, y esclavos por igual. Kopto es también un hombre de profunda fé y leal creyente del dios Atón-Ra, y es ese buen corazón el que hoy le hace ayudar a un fugitivo a esconderse de las fuerzas que le persiguen. Ramadán entra en la taverna y ve a Kopto susurrando sobre la barra como si hablara con alguien.

Al cuestionarlo, el cantinero contesta que solo rezaba, pero el capitán sospecha que Kopto miente y comienza a inspeccionar cada rincón de la taverna. El joven le pregunta qué es lo que busca, y Ramadán le contesta sacando su daga y amenazándolo con sacarle los ojos si no confiesa donde tiene escondido a Osiris. La convicción de Kopto es tal que ni siquiera la filosa daga del Capitán doblega su voluntad, pero Osiris no va a permitir que un inocente muera para protegerlo, así que el príncipe de Ofir sale de su escondite y se revela ante Ramadán.

jueves, 18 de febrero de 2010

Atenhotep - El Difunto

Asuramaya es conducido por Siriaco a la casa de la muerte donde espera encontrar alguna clave que lo conduzca a la ubicación del tesoro. Una vez allí, el brujo comienza a inspeccionar bruscamente y sin respeto el cuerpo de Atenhotep, que aún no ha sido momificado. Mientras Asuramaya requisa las vestiduras en las que el faraón murió, Siriaco jura que acaba de ver a Atenhotep abrir sus ojos.

Incrédulo a las palabras de su amorfo acompañante, Asuramaya intenta clavarle una daga en el pecho al faraón para demostrarle que está muerto, pero para su sorpresa y la de Siriaco quien comienza a gritar aterrorizado, Atenhotep abre sus ojos y agarra al embajador asura por la garganta para ahorcarlo. Atenhotep lanza al anciano al suelo y se levanta de la losa en la que reposaba para tratar de estrangularlo de nuevo. Asuramaya comienza a sentir como su cuello está a punto de quebrarse, mientras Atenhotep jura que lo castigará.

Contrario a lo sospechado, el faraón no murió cuando Kafunga lo atacó, sino que quedó en estado catatónico hasta ahora que logró reaccionar; pero para desgracia suya, Siriaco por fin tiene el coraje suficiente para apuñalarlo por la espalda, y al liberarse, Asuramaya lo remata. Siriaco termina de revisar las vestiduras y encuentra una porción del plano que conduce a la ubicación del tesoro. Una vez el par de profanadores tienen lo que vinieron a buscar, abandonan la casa de la muerte y dejan el cuerpo del faraón Atenhotep tirado en el suelo después de haber sido asesinado por segunda vez.

martes, 16 de febrero de 2010

Siriaco - El Cobarde

Siriaco es el pintoresco cuidador de la casa de la muerte, lugar donde los muertos son embalsamados y momificados antes de emprender su viaje a la siguiente vida. Siriaco ha sido llamado a las recámaras de Asuramaya donde pacientemente espera hasta que el brujo llega. El desagradable personaje pregunta a Asuramaya para qué ha sido llamado, y este le muestra el papiro que se encontraba en el bastón de Atenhotep.

Los saltones ojos de Siriaco se hacen aún más grandes al ver el testamento de Tot-Ank-Atón. En este se lista toda la línea de descendientes del sabio atlante, los cuales pasaban de una generación a otra el plano que lleva a la ubicación del tesoro. Asuramaya no se encuentra en Saís solo para obedecer las órdenes de su misterioso amo, sino también para satisfacer su obsesión de encontrar el tesoro; pero él mismo ha sido el encargado de eliminar al último descendiente de Tot-Ank-Atón que conocía su ubicación, el faraón Atenhotep.

Asuramaya no se va a dar por vencido tan facilmente y dice a Siriaco que al caer de la noche irán a la casa de la muerte para registrar el cuerpo del faraón. El cobarde Siriaco se niega, pues a pesar de cuidar de ella durante el día, en la noche la casa de la muerte pertenece solo a las almas en pena. Aunque se se niega a creer en tales supersticiones, Asuramaya acepta ir con Siriaco al siniestro lugar antes del anochecer.

domingo, 14 de febrero de 2010

Isis - La Emperatriz

Babel grita histéricamente ante la presencia de la mortal cobra, mientras que Isis conserva la calma y la compostura. La emperatriz advierte a Babel que no haga movimientos bruscos, la toma de la mano, y lentamente la conduce fuera de la casa, pero el venenoso reptil las sigue sigilosamente. La valiente Isis continúa hablando en un bajo tono para tranquilizar a su acompañante; pero la creatura rastrera asume posición de ataque, lo que hace estallar a Babel en terror, y cuando la cobra está a punto de clavarle sus venenosos colmillos, una lanza la atraviesa.

Al ver que Isis se encontraba con Babel, Asuramaya corrió en busca de los soldados para ayudarlas, pues por el momento la emperatriz no debe sufrir daño alguno o el brujo se metería en problemas con su amo. Babel inmediatamente acusa a Asuramaya de tratar de asesinarla, y los dos comienzan a reñir. Isis detiene la confrontación y le explica a Isis que Atenhotep juró proteger al embajador asura durante su visita a Saís.

Babel insiste que el anciano es un asesino, y como prueba está el reptil que yace muerto en el suelo, ya que las cobras no son nativas de Saís sino del país asura; sin embargo Isis advierte que eso solo es evidencia circunstancial e insuficiente para acusar a un diplómata del rango de Asuramaya. La emperatriz da por terminada la discusión, pide a Asuramaya que se retire, y ordena a un par de soldados que cuiden de Babel, mientras ella va de regreso a su trono para esperar noticias de la cacería contra Osiris.

viernes, 12 de febrero de 2010

La Mujer Serpiente

El sable de Berebere produce una terrible herida en el rostro de Orión, quien lanza un horrible quejido de dolor; al oirlo, una hermosa pelirroja sale de una de las tiendas donde los ladrones se refugian y con su suave voz le pide al buitre del desierto que se detenga, pero es ignorada. El atlante no está dispuesto a ser lastimado de nuevo, y se suelta de los hombres que lo sujetan y golpea a Berebere poniéndolo fuera de combate.

Los otros ladrones se preparan a atacarlo, pero la pelirroja les ordena que se detengan; ellos le obedecen sin dudarlo y se refieren a ella como la mujer serpiente. Ante la mirada incrédula de la mujer, el chacra sagrado cauteriza la herida de Orión y desvanece la cicatriz, dejando su rostro como si nada le hubiese ocurrido. Fascinada por lo que acaba de ver, la pelirroja le pide a Orión que se acerque, y le da su nombre: Sakkara.

El atlante le pregunta por qué los ladrones la obedecieron con tal pleitecía, y en respuesta, Sakkara le da un apasionado beso. Un instante pasa, y Orión siente que todo comienza a dar vueltas. La mujer serpiente explica que este es el efecto que sus labios producen en aquellos que tienen la desgracia de besarlos. La mente de Orión comienza a perderse en un mar de confusión, y por más que trata de mantener el control, poco a poco va perdiendo la voluntad, hasta que finalmente cae preso de la hermosa pelirroja. Orión el atlante es ahora esclavo de Sakkara, la mujer serpiente!

miércoles, 10 de febrero de 2010

Asuramaya - El Brujo

Mientras la noche comienza a caer en Saís, Asuramaya se desliza entre las sombras, y aprovechando que los soldados se concentran en la búsqueda de Osiris, se dirige de nuevo a los aposentos de Babel sujetando un extraño cesto. La mujer le fue útil para obtener el medallón que incriminaría a Osiris en la muerte del faraón, pero también es una amenaza ya que ella sabe la verdad; así que para asegurar que sus planes no se echen a perder, Babel debe morir.

Asuramaya llega a su destino, y sin ser visto coloca el cesto en el suelo y lo abre; de este sale una inmensa cobra que se arrastra hasta el cuarto donde la mujer se encuentra. Lo que el anciano ignora es que en ese preciso instante Isis visita a Babel, pues la Emperatriz se enteró del incidente que ocurrió ese mismo día con Kafunga y los soldados. Ahora que el destino de Saís está en sus manos, Isis quiere garantizar la seguridad de su gente.

El brujo espera pacientemente en la oscuridad cuando escucha los gritos de Babel. Regocijándose al creer que su plan funcionó, Asuramaya luego se alerta al descubrir que Isis se encuentra allí. Si la Emperatriz muere envenenada por la cobra, el anciano será castigado por su amo, pues parte del plan es mantener a Isis en el trono hasta que el momento para que los asuras ataquen llegue. Así es... Asuramaya no es quien manipula los macabros eventos que se desarrollan en Saís, él es solo un sirviente; el verdadero responsable se sienta en un trono lejano en el país de los asuras!

domingo, 7 de febrero de 2010

Berebere - El Buitre

Berebere es el líder de un una banda de sanguinarios ladrones que esclavizan viajeros o los asesinan simplemente por diversión. Mejor conocido como el buitre del desierto, Berebere acostumbra a enterrar a sus víctimas en la arena para luego decapitarlas. En este atardecer, el cruel Berebere se prepara a usar su sable para darle fin a un grupo de hombres entre los cuales se encuentra Orión.

Aún estando sepultado hasta el cuello, el atlante emplea sus habilidades para esquivar el filo del poderoso sable de Berebere quien rapidamente comienza a perder su paciencia. El buitre del desierto trata una y otra vez, pero Orión evita la muerte con agilidad; así que en medio de su frustración, Berebere decapita a los otros prisioneros quienes no contaban con la misma destreza del extranjero.

Indignado por el terrible acto, Orión trata con insultos a Berebere. El buitre no responde muy bien al irreverente extranjero, y desmonta su caballo para patearlo en el rostro, pero el atlante no se deja doblegar, y lo desafía. Berebere ordena a sus hombres que lo desentierren y lo reta en combate, pero Orión lo desarma rapidamente con sus poderosas manos. Para no ser humillado ante sus hombres, Berebere los comanda a que sujeten al prisionero, y luego con su sable le causa una terrible herida en la cara... y este es solo el comienzo!

viernes, 5 de febrero de 2010

Babel - La Oportunista

Babel se prepara a escapar después que Asuramaya prometió entregarla como premio al bestial Kafunga. La oportunista empaca unas cuantas cosas para darse a la hiuda cuando un estruendo se escucha mientras la puerta de sus aposentos se viene abajo; es Kafunga, y ha venido a reclamar su premio. Babel grita desesperadamente mientras la bestia la atrapa en sus descomunales brazos.

A la escena arrivan un par de soldados liderados por Ramadán quienes escucharon los gritos de auxilio mientras buscaban por Osiris. El capitán saca su espada y le hace frente a la bestia forzándole a soltar a la mujer. Asuramaya llega también y defiende a Kafunga. El embajador asura clama que su acompañante solo trataba de jugar con la escandalosa mujer. Babel lo contradice y asegura que la bestia quería ultrajarla.

Ramadán le ordena a Asuramaya que se vaya y se lleve a su animal con él, y le asegura que si alguno de los dos vuelve a acercarse a Babel lo pagarán caro. Una vez se encuentran solos, Babel agradece a Ramadán el haberla protegido y se le ofrece descaradamente por su oportuno rescate. Mientras tanto, en los jardines, Asuramaya comprende que Babel se ha convertido en una amenaza para sus propósitos y tendrá que deshacerse de ella tan pronto como le sea posible.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Orión - El Atlante

Orión acaba de hacer un tremendo esfuerzo sacando a Ramín de las arenas movedizas, y ha consumido las fuerzas que le quedaban. Mientras ve a su pequeño amigo perder el sentido sobre la arena debido al agotamiento, el atlante comienza a ver como el aire frente a el se distorciona y comienza a tomar forma humana. Convencido que se trata de una alucinación, Orión cierra sus ojos y trata de relajarse, pero al abrirlos, vuelve a ver la enigmática aparición con forma de hombre. El joven guerrero no lo sabe, pero este fantasma es el mismo que Ramín vió bajo el agua cuando ambos despertaron de la congelación atómica.

Orión continúa resistiendose a la idea que la imagen frente a él es real, y se arrastra en la arena para tratar de comprobarlo, pero el ardiente sol y el agotamiento impiden que pueda coordinar sus movimientos por más tiempo; sin un aliento más en su cuerpo, el atlante finalmente se desploma inconsciente.

Un tiempo indefinido pasa y Orión abre sus azules ojos; ha comenzado a atardecer y el calor ha bajado. Cuando trata de moverse, el atlante se da cuenta que no puede, su cuerpo parece no responder. Le toma un momento para ubicarse y es entonces cuando comprende que está sepultado hasta el cuello en las arenas del desierto. Cuando mira a su alrededor, Orión ve que no está solo; hay más hombres alrededor suyo en la misma situación, pero no ve a Ramín. Luego escucha el relinchar de caballos y al levantar su mirada ve a un grupo de jinetes con espada en mano preparándose para decapitarlo a él y a los demás prisioneros.

lunes, 1 de febrero de 2010

Ramadán - El Capitán

Ramadán se presenta ante la nueva Emperatriz para comunicarle que sus órdenes han sido cumplidas: todas las entradas a la ciudad han sido selladas y las tropas están buscando en cada rincón por el asesino de Atenhotep. El capitán nota como el rostro de Isis ha cambiado de delicado e inocente a rígido y calculador; en verdad su alma se ha llenado de desprecio y rencor contra Osiris. Ramadán aprovecha el momento para mencionar su compromiso matrimonial con ella, lo que la molesta profundamente, pues el faraón aún no ha sido sepultado y él ya está pensando en usurpar su trono. Isis le hace saber a su prometido que ella conoce muy bien sus intenciones, y le advierte que no habrá matrimonio hasta que Osiris sea capturado y ajusticiado.

Ramadán ha encontrado ahora la motivación necesaria para lograr sus aspiraciones: si le trae a Isis al prófugo Osiris, ella se casará con él y será el nuevo faraón de Saís. El capitán parte del palacio real, se une personalmente a la búsqueda de Osiris, y se promete que no tendrá reposo hasta encontrarlo.

sábado, 30 de enero de 2010

Ramín - El Fiel Compañero

Ha pasado un día desde que Orión y Ramín abandonaron Cronos-7 y se internaron en las arenas del desierto en su intento de cruzarlo. El radiante sol brilla con despiadado fulgor, y el extenuante viaje ha probado ser especialmente duro para el pequeño Ramín, quien ansía con desespero un sorbo de agua. Orión trata de darle coraje, pero el joven ya no puede más y cae en la arena; de repente ve algo que lo llena de alegría: un oasis!

El pequeño se pone de pie con las últimas fuerzas que le quedan y casi arrastrándose camina hacia las cristalinas aguas que se posan frente a él; pero Orión no ve nada, solo arena... Ramín es víctima de un cruel espejismo. En lugar de sumergirse en las aguas de un manantial, el niño comienza a hundirse lentamente y comprende que ha caido en una trampa mortal: arenas movedizas.

Ramín batalla vigorosamente las arenas, mientras Orión le grita que no se mueva y se lanza a su rescate. Afortunadamente el atlante es capaz de salvar a su amigo en el último instante, pero los dos están mucho más allá del agotamiento, y Ramín finalmente pierde el sentido.

viernes, 29 de enero de 2010

Isis - La Emperatriz

No amanece en Saís aún cuando Isis recibe a Ramadán para escuchar la peor noticia de su vida: Su padre, el faraón ha sido asesinado! La princesa llora sin cesar, mientras el capitán trata de consolarla. Isis se pregunta quién pudo haber cometido tan vil acto, y en respuesta Ramadán le muestra lo que fue encontrado junto al cuerpo del faraón. La joven siente que su corazón deja de latir cuando reconoce el objeto que Ramadán le entrega: Es el medallón de Osiris!

En ese momento sus recuerdos se centran en los eventos de la noche anterior cuando en un arranque de rabia Osiris dijo que si pudiera mataría a Atenhotep. Todo el amor que la princesa sentía por el soberano de Ofir se torna en odio en un abrir y cerrar de ojos mientras grita "asesino! asesino!" y de inmediato da la orden a Ramadán que se cierren todas las entradas y salidas en la ciudad.

Con algo de suerte Osiris no ha abandonado Saís aún, e Isis se jura a sí misma por el alma de su padre que lo cazará como a un animal y no descansará hasta hacerlo pagar por su crimen. Después de años de preparación, educación, y entrenamiento, en este amanecer Isis ha dejado de ser princesa para convertirse en la Emperatriz de Saís, y su primer acto como soberana será ajusticiar al asesino de su padre.

jueves, 28 de enero de 2010

Kafunga - La Bestia

Kafunga pertenece a la perdida raza de los Udras, una perdida civilización de la cual poco se sabe. La bestial creatura es un híbrido entre humano y gorila sin pertenecer a ninguna de las dos especies. Kafunga habla la lengua muerta de los Yaruba, la cual muy pocos conocen; uno de ellos es el despreciable Asuramaya, amo de Kafunga. Esta noche el primate ha cometido un terrible acto por órdenes de su señor: el asesinato del faraón Atenhotep; pero no solo eso, pues Kafunga también ha dejado un falso rastro para incriminar a un inocente por el crimen. Siguiendo las instrucciones de Asuramaya, la creatura dejó el medallón del príncipe Osiris junto al cuerpo del faraón, y robó el bastón que Atenhotep usaba como cetro.

Con la mentalidad de un infante, Kafunga regresa a su amo jugando con el bastón del faraón y se niega a entregárselo a Asuramaya, el cual usa un muñeco de vudú para amenazarlo si no se lo entrega. El primate se intimida por un momento y accidentalmente parte el cetro en dos; es cuando el brujo nota el papiro que se hallaba escondido dentro del bastón.

El testamento de Tot-Ank-Atón

Asuramaya arranca el papiro de las garras de Kafunga, y al desenrrollarlo sus ojos brillan con ambición: se trata del testamento del sabio Tot-Ank-Atón! Frustrado por no poder entender los símbolos y jeroglíficos del papiro, Asuramaya envía a Kafunga a la casa de la muerte en busca de un personaje llamado Siriaco; pero Kafunga desobedece, y se va tras la recompensa que Asuramaya le prometió: la hermosa Babel!

miércoles, 27 de enero de 2010

Ramadán - El Capitán

ESTOS EVENTOS OCURREN DESPUES DEL PROLOGO

Ramadán es el capitán de la armada de Saís; un respetado militar que logró agraciarse ante los ojos de Atenhotep, y en recompensa por sus servicios al reino, le ha sido prometida en matrimonio la mano de Isis. Ramadán no siente afecto por la princesa, y sabe muy bien que es Osiris a quien ella ama; pero eso está lejos de importarle, pues lo que cuenta es que casarse con Isis le garantizará el trono algún día.

Para sorpresa del capitán de las tropas, hoy ese día parece estar más cerca de lo esperado. Ramadán es llamado a las recámaras del faraón donde unos cuantos soldados le esperan en un claro estado de confusión. Muy rara vez el capitán extraña el ojo que perdió en batalla años atrás; pero esta noche siente que lo necesita para dar crédito a lo que ve con el que aún le queda.

El cuerpo del faraón yace tendido e inerte en las pieles que adornan el suelo de sus aposentos y todo está hecho un desastre. Los alarmados soldados no dejan de exclamar que el faraón ha muerto, y después de una rápida inspección del cuerpo, Ramadán concluye que Atenhotep fue asesinado, pero por quién? La respuesta se da a conocer inmediatamente cuando uno de sus hombres le entrega el objeto que estaba junto al cuerpo del soberano. El capitán reconoce el medallón sin dificultad y comprende lo que ha ocurrido... Osiris de Ofir ha asesinado al faraón!

martes, 26 de enero de 2010

A Todo Color - Isis

El primer personaje a todo color de esta temporada es la hermosa Isis, previa princesa de Saís y ahora emperatriz del reino. Extrañamente Isis es la única protagonista de la historia que no aparece en ninguna portada de la serie; por lo tanto, no existe ninguna evidencia del color de sus vestiduras.

Lo que ven aquí es un estudio con diferentes diseños para el color de su calasiris. Todas las combinaciones me gustaron, pero especialmente me atrajo el rojo con blanco, así que ese va a ser el diseño con el que verán a esta hermosa mujer durante la historia. Arte original por Pedro Cabrales.

lunes, 25 de enero de 2010

Asuramaya & Babel

La mujer que ayudó a Osiris a infiltrar la ciudad abandona los jardines del palacio con una frívola sonrisa en su rostro. La mujer llamada Babel es más que una simple esclava; es una calculadora y ambiciosa oportunista que se vende al mejor postor; y aunque pareciera que esta noche sus lealtades estaban del lado del príncipe de Ofir, en realidad Babel solo obedecía las órdenes de otro amo.

El esquelético anciano que espera a Babel en la oscuridad es conocido como Asuramaya, embajador del país Asura quien se encuentra en Saís en una visita diplomática, o al menos eso es lo que aparenta. Asuramaya es también un poderoso brujo practicante de las malas artes y adorador de Baal-Ze-Bu, y a pesar de tener riquezas más allá de lo que muchos sueñan, su avaricia no conoce límites.

Babel entrega a Asuramaya el medallón que Osiris le pagó como precio por ayudarlo a verse con la princesa Isis. El anciano contempla el medallón con ojos de codicia y extiende su brazo para entregarselo a alguien oculto entre las sombras. Babel trata de distinguir la descomunal figura que lentamente se comienza a dejar ver, y sus piernas tiemblan cuando ve al monstruoso animal que obedece las órdenes de Asuramaya.

Una vez la bestia tiene el medallón de Osiris en su garra, Asuramaya le da instrucciones y lo envía a las recámaras del faraón Atenhotep para que cumpla su macabra misión. Cuando Babel le exige al anciano el pago por sus servicios, el anciano se niega a cumplir su parte del trato, y muy por el contrario le explica que ella será el premio que la bestia recibirá en recompensa por matar al faraón de Saís. La traidora ha sido traicionada!

domingo, 24 de enero de 2010

Isis & Osiris

En esta cálida noche de verano, y a orillas del majestuoso río, el reino de Saís se ve más bello que nunca. En los jardines del palacio real una figura se escabulle entre las sombras; se trata del gran Osiris, uno de los soberanos del reino de Ofir, quien esta noche llega en secreto hasta Saís para ver a su amada.

Osiris es un fuerte, sabio, y atractivo príncipe, pero a pesar de todos sus atributos, no es bien visto por el faraón Atenhotep debido a su impetuosidad, y por supuesto, por ser de la nación de Ofir. Es por eso que el joven príncipe no tiene más opción que entrar a escondidas a Saís. Con la ayuda de una esclava, Osiris ha logrado infiltrarse en el palacio, y a cambio de su medallón de oro, la mujer lo ha llevado hasta las recámaras de la princesa Isis.

Isis es la hija de Atenhotep, y heredera del trono de Saís; una hermosa, inteligente, y poderosa mujer quien desde niña ha sido preparada para un día asumir el trono. Isis es también la amada de Osiris. Estos dos comparten un amor prohibido que es más fuerte que la voluntad de Atenhotep, más fuerte que las fronteras que los separan, y más fuerte que sus propias voluntades.

Osiris le pide a Isis que huya con él hacia Ofir, pero la princesa le repite como muchas veces antes que sus deberes se lo impiden; además su padre haría hasta lo imposible por traerla de regreso.

Llevado por la pasión, Osiris dice que si pudiera mataría a Atenhotep por impedir la relación entre los dos; estas palabras hieren a Isis, y aunque el príncipe se disculpa por el impulsivo comentario, ella le pide que se marche... el momento se ha arruinado. Antes de partir, Osiris le promete a la princesa que volverá pronto para verla de nuevo, y que un día, tarde o temprano, estarán juntos para siempre.

Isis Princesa de Saís, y Osiris Príncipe de Ofir

sábado, 23 de enero de 2010

Orión & Ramín

La nave del visitante se estrella contra el mar a tal velocidad que aún al sumergirse conserva el impulso suficiente para colisionar con Cronos-7 causándole daños menores. Orión atiende a Ramín quien se encuentra aturdido por el impacto; pero una vez la calma regresa, los dos ven la nave que se estrelló con ellos a través de las ventanillas. Orión prepara los equipos de supervivencia y el par bucea hasta el extraño objeto después de una breve lucha con un gigante pulpo.

Repentinamente la cúpula de la nave se abre, y el visitante sale de ella. Creyendo que va a atacar, Orión y Ramín asumen posición defensiva; pero para su sorpresa, la creatura pierde el sentido y colapsa en el sedimento marino. Siempre preocupado por el bienestar del prójimo, Orión toma al visitante en sus brazos y nada hacia la superficie, mientras Ramín se pregunta como será su aspecto debajo de ese traje protector.

Una vez llegan a la playa, Orión trata de quitarle el casco para revivirlo, pero no le es posible; de repente el visitante se reincorpora y lanza un rayo hacia el atlante dejándolo sin sentido. Ramín va en ayuda de su amigo, y cuando Orión despierta, se dan cuenta que el visitante ha desaparecido.

Con Cronos-7 fuera de comisión mientras se auto-repara de los daños causados por el impacto, los aventureros no tienen más remedio que continuar su viaje a pie. Ramín levanta la mirada para ver donde termina la playa, y descubre con horror que la arena se extende más allá de lo que su vista alcanza; para cumplir la misión, el par deberá cruzar el inclemente desierto!

Orión y Ramín se disponen a cruzar el ardiente desierto!

viernes, 22 de enero de 2010

Tragedia en Haití

Hay ocasiones en las que la realidad supera a la fantasía; y la catástrofe ficticia en la que la historia de Orión el Atlante se basa, ha sido superada por una tragedia en el mundo real. La nación de Haití, ubicada en la Isla de la Española se vió sacudida por un terremoto que ha dejado en escombros la capital Puerto Príncipe.

A petición de don Modesto Vázquez, hacemos un alto en el blog para invitar a todos los lectores a que conozcamos más acerca de las cosas que nuestras comunidades pueden hacer para ayudar a este pueblo hermano que tanto lo necesita. Los invito a que visiten el website de la UNICEF donde pueden encontrar más información.

El Visitante

En un planeta lejano ubicado en la constelacion Alfa Centauri, una figura de autoridad, tal vez un rey o un monarca, da instrucciones a uno de sus emisarios: su misión será recobrar la llave de la sabiduría que garantizará la supervivencia de su raza. De no ser así, su civilización sucumbirá ante el caos, la guerra, la destrucción, y la muerte que se ha apoderado del planeta; ya que el odio, la envidia, y el rencor se ha apoderado del alma de sus habitantes. En su afán de ayudar a otras civilizaciones del universo, sus antepasados se llevaron el objeto que ahora tanto necesitan. Otras expediciones fueron enviadas a la Tierra para recuperar la llave, pero nunca regresaron; esta vez, el emisario deberá encontrar el tesoro a toda costa.

Después de viajar años luz a bordo de su nave espacial y estando tan cerca de su destino final, los controles de la nave comienzan a fallar al entrar a la atmósfera terrestre, y el visitante no puede detener la vertiginosa caida debido a la gravedad. Mientras la nave está a punto de estrellarse en el mar, su tripulante teme que la expedición va a terminar antes de que verdaderamente comience!

jueves, 21 de enero de 2010

Cronos 7 - La Nave

Cronos-7 navega por lo que hoy en día se conoce como el Mar Mediterráneo, y lentamente se acerca a las costas del imperio egipcio. La computadora de la nave activa el proceso de descongelamiento atómico y en cuestión de minutos sus dos pasajeros, Orión y Ramín, despiertan de su letargo de diez siglos. Cronos-7 explica a Ramín que por cada año que pasó durante su sueño, ellos envejecieron solamente una hora; así que para los cuerpos del par de aventureros, apenas han pasado 48 días!

La nave alerta a Orión que es tiempo de rescatar la segunda llave de la sabiduría. Así como la primera llave pertenecía a Serapis, la segunda pertenece al sabio atlante Tot-Ank-Atón. Ramín interrumpe cuando cree ver una aparición afuera de la nave, un fantasma! Cuando el pequeño llama a Orión para que vea, ya no hay nada, y Cronos-7 confirma que no hay ninguna presencia extraña en el fondo del mar. Orión cree que se trata de una alucinación, pero Ramín está seguro que lo que vió era real.

De repente los sensores de Cronos-7 indican que un objeto volador está a punto de caer al agua y estrellarse con ellos; Orión trata de maniobrar la nave pero la colisión es inminente; la computadora avisa al atlante y su compañero que se preparen para el impacto!


ANOTACION: Aquí encontramos la primera inconsistencia de la historia. El ejemplar número 46 de la serie indica que el nombre del sabio atlante es Hilarión, y que él no será el encargado de entregarle la llave a Orión, pues su estrategia fue preparar a un grupo de adeptos que a través de generaciones enseñarían a sus descendientes las habilidades necesarias para cargar la llave cuendo fuese necesario. Sin embargo veremos después que el nombre del sabio es reemplazado por Tot-Ank-Atón, y que la llave no es custodiada por descencientes, sino por él mismo.

martes, 19 de enero de 2010

Comentario - 3a. Temporada

"El Tesoro" es la historia de tres reinos y su interminable lucha por el control del imperio egipcio; es la historia de un gran amor destruido por una mentira; es la historia de una misteriosa muerte que desencadena una serie de eventos que muy bien podrian significar la destrucción de dos mundos. En medio de estos acontecimientos encontramos a Orión y Ramín quienes buscan la segunda llave de la sabiduría en su sagrada misión de fundar la nueva Atlántida.

Es importante recalcar que contrario a la primera aventura, Orión no es el personaje principal de esta historia; tampoco lo es Ramín. Sus roles se limitan a partes secundarias, especialmente el pequeño aliado de Orión quien está ausente por gran porción de la historia. La atencion se centra en los tres reinos y sus habitantes; algunos buenos, algunos malos, pero todos con la misma intención: controlar el imperio.

Otra particularidad de esta historia es que Orión no tiene a un "peor enemigo"; los malos de la historia no están tras el atlante necesariamente, sus encuentros son circunstanciales y esporádicos; como expliqué antes, los reinos son en realidad los protagonistas.

Comenzando en el ejemplar número 46 de la serie, con 57 capítulos enteros y 13 medios capítulos, quiero advertir que "El Tesoro" es una historia muy compleja, dado el número de personajes que toman parte en ella. Muchas veces la narrativa es confusa, y la continuidad tiene varios errores, los cuales trataré de aclarar y discutir (no confundan con criticar) en forma de "anotaciones"; pero procuraré transcribir los capítulos de tal manera que tengan sentido. A pesar de estos impases, "El Tesoro" es una emocionante aventura llena de misterios e intrigas, con una gran variedad de personajes que nos sorprenderán y entretendrán por las próximas tres temporadas.

lunes, 18 de enero de 2010

Prólogo - Atenhotep

Diez siglos han pasado desde que la Atlántida se hundió en medio del océano, y para muchos el continente no es más que una leyenda. El mundo ha cambiado drásticamente desde aquel entonces, y el vacío que dejó la civilización atlante ha sido ocupado por el imperio egipcio. Esta antigua colonia atlante es ahora la nueva cuna de la civilización, y tres poderosas naciones son las más importantes del imperio: Ofir, Sais, y el país de los Asuras.

Estos tres paises son inmensos y tienen muchas riquezas, lo que continuamente ha causado guerras entre ellos por el control absoluto del imperio. Por estos días de relativa calma, las batallas se luchan políticamente, y los líderes de estas naciones no son solo estrategas, sino diplómatas también.

Este es el caso de Atenhotep, Faraón de Sais, un experimentado monarca lleno de poder. Esta noche Atenhotep se encuentra en sus habitaciones disfrutando de un exquisito vino. El licor ha impedido las facultades del faraón quien no nota al monstruoso personaje que entra a sus aposentos. De repente la creatura hace un ruido que pone en alerta al ebrio Atenhotep, quien parece conocer a su visitante y le permite acercársele.

Para sorpresa del faraón, el animal lo toma por el cuello y lentamente comienza a apretar; al principio Atenhotep cree que es un juego, pero después se da cuenta que es mucho más que eso. El aire le comienza a faltar, su visión lentamente se nubla, y por más que lucha no puede soltarse de su atacante. Una vez ha fulminado al faraón y antes de partir, la creatura toma el bastón de Atenhotep, y en su lugar deja un medallón dorado con el emblema de la Atlántida!

Esta noche comienza el misterio que rodea la muerte de un poderoso faraón; esta noche comienza la batalla entre tres naciones por el control del imperio; esta noche comienza la segunda misión; esta noche comienza la búsqueda de...

jueves, 14 de enero de 2010

Comentario - 2a. Temporada

Hoy termina la segunda temporada de Orión el Atlante, y con ella la primera misión. Orión ha logrado rescatar la primera llave de la sabiduría, y en el proceso ganó a un valioso y valiente aliado: el pequeño Ramín. La historia duró 45 capítulos completos más 9 medios capítulos, y es en mi humilde opinión la mejor de la serie.

Con un vasto reparto de personajes, cada uno de ellos tenía una personalidad única que nos hacía quererlos u odiarlos. La crueldad de Crato era inigualable, la valentía de Eva era inspiradora, y la misteriosa personalidad de Ravana nos intrigó hasta el último momento. La historia de desenvolvió de tal manera que nos permitió conocer otras tierras y gentes, pero todos los cabos fueron atados al final de una manera lógica y excitante.

La pluma de Modesto Vázquez y el lápiz de María Luisa Marcos se combinaron en una gran fórmula que nos dio como resultado una magistral pieza que nos entretetuvo sin pausa durante el primer año de la serie. Para despedirnos de esta aventura, les presento los últimos momentos de estos inolvidables personajes antes del gran final: Critas, Mura, Crato, y Ravana murieron; Adán y Eva, ahora una feliz pareja son los nuevos soberanos de las tierras; mientras Orión y Ramín abordan Cronos-7 en busca de la segunda llave.


Espero que hayan disfrutado esta segunda temporada de Orión el Atlante; regresaré el Lunes 18 de Enero para presentar el prólogo que marcará el comienzo de la tercera temporada y el inicio de

"EL TESORO"

miércoles, 13 de enero de 2010

Pronto...

martes, 12 de enero de 2010

¿Quién sigue?

La primera misión ha terminado y es momento de saber quién murió. Serapis fue destrozado por la Cratotaura; luego los Cibolianos ajusticiaron a Leopardo por sus pasados crímenes; durante la batalla final, Crato asesinó a la Cratotura para salvar su propia vida, pero no fue suficiente, pues Orión por fin hizo justicia en nombre de todas las víctimas del Gran Crat; finalmente, Ravana se sacrificó para salvar la vida del atlante.

De los personajes principales, solo seis sobrevivieron; se desconoce el destino de la víbora Siomara y el comandante Calixto, pero se sabe que no murieron; Adán y Eva se convirtieron en los nuevos líderes en las tierras de Erick el Chacal; mientras que Orión y Ramín continuarán sus viajes en busca de las seis llaves restantes.

Esta es la última entrega de la sección "Quién sigue?" por un tiempo. Regresará una vez conozcamos a todos los personajes de la segunda misión y la historia haya progresado; esto no quiere decir que no hay peligro... en las aventuras de Orión nadie tiene la vida garantizada y la pregunta que siempre debemos hacernos es... ¿Quién sigue?