domingo, 24 de enero de 2010

Isis & Osiris

En esta cálida noche de verano, y a orillas del majestuoso río, el reino de Saís se ve más bello que nunca. En los jardines del palacio real una figura se escabulle entre las sombras; se trata del gran Osiris, uno de los soberanos del reino de Ofir, quien esta noche llega en secreto hasta Saís para ver a su amada.

Osiris es un fuerte, sabio, y atractivo príncipe, pero a pesar de todos sus atributos, no es bien visto por el faraón Atenhotep debido a su impetuosidad, y por supuesto, por ser de la nación de Ofir. Es por eso que el joven príncipe no tiene más opción que entrar a escondidas a Saís. Con la ayuda de una esclava, Osiris ha logrado infiltrarse en el palacio, y a cambio de su medallón de oro, la mujer lo ha llevado hasta las recámaras de la princesa Isis.

Isis es la hija de Atenhotep, y heredera del trono de Saís; una hermosa, inteligente, y poderosa mujer quien desde niña ha sido preparada para un día asumir el trono. Isis es también la amada de Osiris. Estos dos comparten un amor prohibido que es más fuerte que la voluntad de Atenhotep, más fuerte que las fronteras que los separan, y más fuerte que sus propias voluntades.

Osiris le pide a Isis que huya con él hacia Ofir, pero la princesa le repite como muchas veces antes que sus deberes se lo impiden; además su padre haría hasta lo imposible por traerla de regreso.

Llevado por la pasión, Osiris dice que si pudiera mataría a Atenhotep por impedir la relación entre los dos; estas palabras hieren a Isis, y aunque el príncipe se disculpa por el impulsivo comentario, ella le pide que se marche... el momento se ha arruinado. Antes de partir, Osiris le promete a la princesa que volverá pronto para verla de nuevo, y que un día, tarde o temprano, estarán juntos para siempre.

Isis Princesa de Saís, y Osiris Príncipe de Ofir

No hay comentarios.:

Publicar un comentario