jueves, 21 de enero de 2010

Cronos 7 - La Nave

Cronos-7 navega por lo que hoy en día se conoce como el Mar Mediterráneo, y lentamente se acerca a las costas del imperio egipcio. La computadora de la nave activa el proceso de descongelamiento atómico y en cuestión de minutos sus dos pasajeros, Orión y Ramín, despiertan de su letargo de diez siglos. Cronos-7 explica a Ramín que por cada año que pasó durante su sueño, ellos envejecieron solamente una hora; así que para los cuerpos del par de aventureros, apenas han pasado 48 días!

La nave alerta a Orión que es tiempo de rescatar la segunda llave de la sabiduría. Así como la primera llave pertenecía a Serapis, la segunda pertenece al sabio atlante Tot-Ank-Atón. Ramín interrumpe cuando cree ver una aparición afuera de la nave, un fantasma! Cuando el pequeño llama a Orión para que vea, ya no hay nada, y Cronos-7 confirma que no hay ninguna presencia extraña en el fondo del mar. Orión cree que se trata de una alucinación, pero Ramín está seguro que lo que vió era real.

De repente los sensores de Cronos-7 indican que un objeto volador está a punto de caer al agua y estrellarse con ellos; Orión trata de maniobrar la nave pero la colisión es inminente; la computadora avisa al atlante y su compañero que se preparen para el impacto!


ANOTACION: Aquí encontramos la primera inconsistencia de la historia. El ejemplar número 46 de la serie indica que el nombre del sabio atlante es Hilarión, y que él no será el encargado de entregarle la llave a Orión, pues su estrategia fue preparar a un grupo de adeptos que a través de generaciones enseñarían a sus descendientes las habilidades necesarias para cargar la llave cuendo fuese necesario. Sin embargo veremos después que el nombre del sabio es reemplazado por Tot-Ank-Atón, y que la llave no es custodiada por descencientes, sino por él mismo.

1 comentario:

  1. No es inconsistencia, sino, lo que llaman en literatura "falso suspenso". Es por ello que repito: deben leer entre letras, ya que ORIÓN no es sólo una revista de historietas, también es parte de mis estudios sobre la verdadera historia de la humanidad.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar