jueves, 28 de enero de 2010

Kafunga - La Bestia

Kafunga pertenece a la perdida raza de los Udras, una perdida civilización de la cual poco se sabe. La bestial creatura es un híbrido entre humano y gorila sin pertenecer a ninguna de las dos especies. Kafunga habla la lengua muerta de los Yaruba, la cual muy pocos conocen; uno de ellos es el despreciable Asuramaya, amo de Kafunga. Esta noche el primate ha cometido un terrible acto por órdenes de su señor: el asesinato del faraón Atenhotep; pero no solo eso, pues Kafunga también ha dejado un falso rastro para incriminar a un inocente por el crimen. Siguiendo las instrucciones de Asuramaya, la creatura dejó el medallón del príncipe Osiris junto al cuerpo del faraón, y robó el bastón que Atenhotep usaba como cetro.

Con la mentalidad de un infante, Kafunga regresa a su amo jugando con el bastón del faraón y se niega a entregárselo a Asuramaya, el cual usa un muñeco de vudú para amenazarlo si no se lo entrega. El primate se intimida por un momento y accidentalmente parte el cetro en dos; es cuando el brujo nota el papiro que se hallaba escondido dentro del bastón.

El testamento de Tot-Ank-Atón

Asuramaya arranca el papiro de las garras de Kafunga, y al desenrrollarlo sus ojos brillan con ambición: se trata del testamento del sabio Tot-Ank-Atón! Frustrado por no poder entender los símbolos y jeroglíficos del papiro, Asuramaya envía a Kafunga a la casa de la muerte en busca de un personaje llamado Siriaco; pero Kafunga desobedece, y se va tras la recompensa que Asuramaya le prometió: la hermosa Babel!

1 comentario:

  1. Kafunga, en verdad habla yoruba que es lenguaje ancestral de lagos de Nigeria.

    Kafunga viene siendo con "El Sansquatch" o "Pié Grande"

    "ASERE ALAFIA" (Lo mejor para ti, hermano)

    ResponderEliminar