jueves, 3 de marzo de 2011

Osiris - El Príncipe

En las afueras del palacio real, Ramadán y sus hombres se disponen a obedecer las órdenes de la emperatriz Isis: ejecutar a Osiris por el supuesto homicidio del faraón Atenhotep. El capitán de las tropas no puede ocultar su satisfacción, pues no solo le quedará libre el camino para cortejar a Isis, sino que también podrá vengarse, ya que fue el hermano de Osiris quien le hizo perder su ojo años atrás.

Los soldados empujan a Osiris, lo hacen caer de rodillas, y reposan su cabeza en un tronco. Ramadán toma un hacha y está a punto de ejecutar al príncipe, cuando los desesperados gritos de una mujer se dejan oir; se trata de Nubia, la esclava que fue descubierta espiando a Asuramaya. El astuto Osiris aprovecha la distracción y ataca a Ramadán con las mismas cadenas que le aprisionan, golpea a los guardias, y se da a la huida, no sin antes prometerle al capitán de las tropas que regresará por su vida.


ANOTACION: La escena en la que la esclava Nubia descubre que Asuramaya es responsable por la muerte del faraón es repetida en su totalidad dos veces: una vez en el ejemplar 56 y otra en el 57, aparentemente para llenar espacio; sin embargo nunca sabemos qué ocurre con la esclava. Bien cierto es que la situación fue creada por el autor para darle una forma oportunidad de escape a Osiris, pero el destino de la Nubia es desconocido. Debemos asumir que fue asesinada por Kafunga, ya que no la volvemos a ver en la historia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario