sábado, 26 de marzo de 2011

Kopto - El Cantinero

Siete horas han pasado desde que Berebere abandonó a Orión, Sakkara y Kopto, atados y expuestos al sol del desierto. El calor es insoportable, y la arena quema al simple toque. De repente, Kopto ve algo acercarse a ellos; al principio cree que es un espejismo, pero luego comprende que se trata de algo temible: la plaga del desierto, la muerte roja, miles de hormigas van hacia ellos de la misma forma que una ola llega a la playa.

Sakkara trata de gritar, pero la correa que rodea su cuello se ha secado y la está estrangulando; Kopto trata de despertar a Orión, pero este aún está inconsciente después del salvaje golpe que Berebere le dió. El joven cantiero se desespera y le ruega a Orión que despierte, pero no hay respuesta; trata de soltarse de sus ataduras, pero le es imposible; mientras tanto, un par de hormigas comienzan a trepar por sus piernas, luego más y luego más; hasta que estas comienzan a cubrir su cuerpo entero.

Los angustiados gritos de Kopto finalmente despiertan a Orión, quien mira a su lado para ver a Sakkara siendo estrangulada, y luego al otro lado para ver al joven cantinero siendo devorado por la muerte roja. El atlante usa su descomunal fuerza para safarse de sus ataduras, corre a ayudar a la mujer serpiente y la libera de sus ligaduras, y luego trata de ayudar a Kopto con su chacra, pero ya es muy tarde, ni siquiera el poder de la sagrada gema puede aliviar al joven.

Kopto es devorado por la muerte roja

Con sus últimas fuerzas, el cantinero le dice a Orión que no sienta pena por él, que se dirija hacia la montaña del loco que se encuentra al este, y le entraga el mensaje de Tot-Ank-Atón: "La estrella aplastará a la serpiente destrozándola!"; luego Kopto muere llevándose consigo cualquier otra clave que pudiera ayudarle a Orión a encontrar la segunda llave de la sabiduría.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario