lunes, 30 de noviembre de 2009

Ravana - La Princesa

Ravana decide hacer lo que su conciencia le dicta y se detiene para ayudar a Serapis y Leopardo quienes han caido después de esquivar el proyectil que fue lanzado con una catapulta desde Cratala. Sin saberlo, la rubia es observada desde lejos a través de un telescopio por Crato, quien al ver al Serapis se llena de alegría, pues el sabio atlante es el único con los conocimientos necesarios para devolverle la humanidad que la transfusión de Aikido le quitó. El señor de las sombras monta su corcel y ofrece mil cratales de oro a quien capture a los fugitivos.

Ravana auyda a Serapis a ponerse de pie, mientras Leopardo aún adolorido escucha el galopar de los caballos que se acercan. Ravana levanta el carruaje por si sola y le dice al anciano y al jorobado que huyan, pero Serapis le dice que él se quedará para distraer a los soldados y la envía a ella y a Leopardo lejos de Cratala no sin antes pedirle a Atón-Ra que los proteja. Serapis se queda solo en medio del bosque por unos instantes hasta que escucha la voz de Crato llamándolo. El Gran Crat tiene planes especiales para el ciego anciano, pero lo que le espera a la princesa es mucho peor.

Sin tener en quien más confiar, Crato no tuvo más opción que darle otra oportunidad al Comandante Calixto, y ahora lo envía tras Ravana y Leopardo, a quienes deberá atrapar si desea conseguir el perdón de su amo por tratar de asesinarlo. El carro de guerra se adentra en el bosque nuevamente, y los caballos que ya estaban asustados por el incidente con el proyectil, están ahora más asustados con la conmoción; tanto así que Ravana y Leopardo han perdido control de las riendas y los animales se encuentran descarriados. Sin poder frenar el carruaje, la princesa y el jorobado están a punto de estrellarse contra los inmensos troncos de los árboles!

domingo, 29 de noviembre de 2009

Zachar - El Gato Negro

Mientras Eva duerme en una de las recámaras, Zachar se encuentra solo, sentado en el trono que le pertenecía a su abuelo Erick el Chacal, planeando sus próximos movimientos. De repente, puede escuchar la algarabía que proviene en las afueras del salón, y cuando se pone de pie, ve a Crato abrir los grandes portones de un solo golpe y con espada en mano. En realidad no se trata del Gran Crat, sino de Uranto, quien ha usurpado la identidad de Crato, y que por una razón desconocida vino hasta Barakoa en busca de Orión; pero ahora que lo sabe muerto, busca vengar su muerte.

Uranto y el Gato Negro se enlazan en una violenta lucha, primero con sus espadas, y luego mano a mano. Ambos demuestran un asombroso poderío y una increible agilidad digna solamente de los mejores guerreros de la hundida Atlántida. Subitamente el mortal duelo se ve interrumpido por la llegada de los mercenarios, quienes inmediatamente tratan de proteger a su amo contra el Gran Crat. Zachar les ordena que desistan y se vayan, ya que esta es una batalla entre padre e hijo solamente. Los mercenarios obedecen y se van.

El Gato Negro vs. El Gran Crat

Una vez el Gato Negro sella la entrada al salón del trono, Uranto se lanza a él con una lanza, pero en una ágil maniobra, Zachar se arroja al suelo y le clava un tridente en el pecho mientras exclama:

"Nunca intentes sorprender a un guerrero atlante!"

El caido Uranto comprende entonces que el hechicero Malaza decía la verdad... el hombre vistiendo la armadura del Gato Negro no es Zachar... es Orión!

Orión se quita el turbante y la barba postiza, y le revela a su oponente que tomó el lugar de Zachar durante su último enfrentamiento. El atlante forzó al Gato Negro a intercambiar vestiduras, y usando una arcilla pegajosa en los calabozos logró improvisar un disfraz. Cuando el mercenario usó su sable para matar al extranjero, sin saberlo mató en realidad al prícipe de Barakoa... Zachar murió hace más de un día y Orión ha estado usurpando su lugar.

Uranto se lamenta por lo ocurrido; de haber sabido que se trataba de Orión, él jamás lo hubiera atacado. Orión no comprende las palabras del agonizante hombre tendido en el suelo, y es cuando el general revela que él tampoco es Crato. Por fin sabremos...

sábado, 28 de noviembre de 2009

¿Quién Sigue?

Esta fue una semana muy peligrosa para los personajes de Cratala, Barakoa, y el Territorio Prohibido. Primero Yolulo, el Pantera Blanca, luego de ser desenmascarado por su gente, es asesinado por Bomo el Torturador por dejarse descubrir.

Luego, el Torturador mismo es sacrificado por las Bestias del Valle y los Pantera en un intento por prevenir una maldición causada por magia mala; y finalmente el intrigador Hechicero Malaza muere ante el depiadado tridente de Uranto mientras divulgaba disparates en medio de la plaza central de Barakoa. No muy buena semana para ser un villano, pero pronto los buenos caerán también, y lo que todos se preguntan es... ¿Quién sigue?

viernes, 27 de noviembre de 2009

Ravana - La Princesa

Ravana ha estado escondiéndose de los soldados y de su padre a lo largo y ancho de Cratala; también ha estado curándose la herida que Crato le produjo cuando le clavó una espada en el hombro. La princesa se acerca a los muros que convierten la ciudad en una impenetrable fortaleza, y ve un caballo abandonado así que lo roba y monta en él. Llegando a la salida de Cratala, Ravana se la juega toda y trata de huir en el corcel. Los soldados la detectan y notifican al Gran Crat, quien personalmente quiere eliminar a la traidora. Crato corre hacia una de las catapultas en las murallas y la apunta hacia Ravana, luego corta la cuerda y una descomunal roca se dispara como proyectil. La prófuga ha logrado salir de la ciudadela, pero nota que nadie la sigue aunque ha sido descubierta, y cuando mira hacia atrás ve la inmensa piedra a punto de caerle encima.

Al mismo tiempo Serapis y Leopardo van en el carruaje de guerra a toda velocidad. A pesar de su ceguera, el sabio atlante ha sido capaz de guiar a los caballos desde Barakoa con solo su instinto y su sentido de orientación; pero no nota ni siente la inmensa roca que cae del cielo y a la cual se dirige vertiginosamente. Saliendo del bosque finalmente Cratala está a la vista, y es en ese mismo instante que Leopardo nota la inmensa roca y a Ravana. Carruaje, jinete, y proyectil están a punto de chocar.

Ravana logra evadir el impacto en el último segundo, pero Serapis y Leopardo no corren con la misma suerte y el proyectil da de lleno contra el carruaje que se vuelca, mientras el jorobado y su acompañante son arrojados a la hierba. La princesa tiene la opción de continuar y cabalgar tan lejos de Cratala como le sea posible, pero un sentido de responsabilidad la invade y ahora no sabe qué hacer... si se detiene, su padre la capturará, pero si se va, dos inocentes indefensos morirán!

jueves, 26 de noviembre de 2009

Malaza - El Hechicero

Ha pasado un día desde que Uranto partió de Cratala y se dirigió con las tropas del señor de las sombras a toda marcha hasta Barakoa. Hoy el puente levadizo se baja nuevamente y las trompetas resuenan en la ciudad amurallada para darle la bienvenida al Gran Crat, sin saber que se trata en realidad de un impostor. Las tropas se detienen en la plaza central de la ciudad, y Uranto se lamenta en silencio al encontrar expuesto el cuerpo sin vida de Orión como si fuese un trofeo; Uranto se jura a sí mismo que vengará su muerte.

De repente Malaza aparece en medio de la multitud y se dirige a Uranto. Después de haber sembrado intrigas en el campamento de los Turanios, y de envenenar mentes en la aldea Cub, el hechicero se unió a los mercenarios del Gato Negro para refugiarse en Barakoa. Malaza le habla a quien cree es el Gran Crat y le jura que está a punto de caer en una trampa. Uranto desconoce al hechicero y trata de ignorarlo, pero Malaza insiste que Zachar no es Zachar en realidad.

"Los ojos de Zachar eran verdes como los de un gato, y ahora son azules como el cielo!"

clama el hechicero. Uranto cree que el anciano está demente y continúa caminando hacia el palacio de Zachar, pero Malaza se interpone de nuevo en su camino. Uranto le repite que se aparte, pero el anciano no obedece y continúa gritando. La paciencia del usurpador llega a su fin y tomando un tridente se lo clava en el pecho al hechicero. Qué irónico es el destino... después de tantas mentiras, engaños, e intrigas, Malaza muere el día que por primera vez habla con la verdad.

FELIZ DIA DE ACCION DE GRACIAS PARA TODOS!!!

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Leopardo - El Jorobado

Mientras el carruaje vuela por los aires durante segundos que parecen horas, Leopardo le reza a su diosa Bafoma, e incluso al dios Atón-Ra. Serapis lleva las riendas de los caballos y los ha hecho saltar el puente levadizo con la esperanza de escapar. La convicción del sabio atlante tiene su recompensa cuando el carruaje alcanza la otra orilla del río que comunica la ciudad amurallada con el territorio prohibido; y tanto el ciego como Leopardo celebran su huida.

Una vez ha pasado el peligro, Leopardo quiere bajarse del carruaje, pero Serapis se niega a detenerse, pues está obsesionado con llegar a Cratala. Cuando el jorobado le pregunta por qué quiere regresar al palacio negro, el anciano comienza a hablar de la misión y de la llave de la sabiduría; Leopardo no entiende nada de lo que escucha y piensa que tal vez el sabio atlante se ha vuelto loco.

Leopardo insiste en bajarse, pues tiene miedo de lo que le puede pasar si el Gran Crat llega a ponerle las manos encima; no solo por revelarle sus secretos a Ravana, sino también por traicionarlo y unirse a Orión. Por muchos años Purdo Leopardo le sirvió fielmente al señor de las sombras a cambio de nada, solo humillaciones y condescencia; y el solo pensar en regresar a la misma clase de vida le llena el cuerpo de escalofríos al jorobado.

martes, 24 de noviembre de 2009

Bomo - El Torturador

Vistiendo su disfraz de la Muerte, Bomo se acerca al resplandesciente cuerpo de Ramín que yace en el suelo con una flecha clavada en el pecho. Las Bestias se asustan al ver el misterioso brillo y creen que se trata de magia mala. Bomo los ignora y mira atentamente hasta que ve un pequeño cristal junto al cuerpo del joven; se trata del chacra sagrado de Serapis. Los Pantera discuten entre si que el niño era un dios en realidad, y ellos permitieron que fuera eliminado.

Enceguecido por la ambición, Bomo trata de robar el chacra de Serapis, pero con solo tocarlo se quema la mano y se ve obligado a soltarlo. Las Bestias insisten que se trata de mala magia, y los Pantera creen que es un castigo por no creer en el pequeño dios; pero Bomo los ridiculiza. Cansados de su actitud, tanto los Pantera como las Bestias hacen al torturador responsable de este mal presagio y lo culpan de lo ocurrido; para protegerse de una probable maldición solo hay una cosa que hacer, y es sacrificar al responsable.

Por primera vez las Bestias del Valle y los Pantera se unen en común acuerdo, y en un acto de superstición le arrancan la vida a aquel que por años trajo sufrimiento a tantos en Cratala y mala suerte al territorio prohibido. Bomo el torturador ha muerto! Mientras sepultan al torturador boca abajo para librarse del tabú, el chacra atlante cura a Ramín, quien se pone de pie como si nada le hubiese ocurrido, y toma el chacra en sus manos sin quemarse. Las dos tribus lo observan en desconcierto y sin necesitar más prueba se ponen al servicio del pequeño joven. Ramín acepta la oferta de ayuda y ordena que todos partan hacia Barakoa en busca de Orión.

lunes, 23 de noviembre de 2009

A Todo Color - Uranto

En esta nueva entrega de "A Todo Color" el personaje invitado es Uranto. Esta imagen me gusta mucho porque Uranto viste una armadura de guerra que lo hace ver muy amenazante. Como pueden notar, esta vez hay cuatro figuras en vez de tres para el proceso. Cuando le di color a la imagen me gusto el color dorado que le di a la armadura, pero en realidad era un simple amarillo.

Quise darle un toque especial a la armadura, por lo que usé Macromedia Fireworks; esto me permitio crear los diferentes tonos de amarillo, lo que le da el verdadero efecto dorado a la armadura y parece que en realidad estuviera brillando. Lo mismo hice con el gris del fondo, y esto parece darle movimiento y dinamismo a la imagen. Como siempre, pueden apreciar el arte original de María Luisa Marcos Arias, una versión en blanco y negro, y la mía a color antes de la imagen final con los efectos especiales.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Galería de Portadas III

Hoy tenemos una nueva entrega de la Galería de Portadas presentando los números 17 al 24. Las carátulas que merecen mención especial son las correspondientes a los números 20 y 21.

La número 20 parece tomada de una película de horror; con Orión, Ravana, Ramín, y Leopardo arrinconados entre la espada y la pared; es una de mis portadas favoritas de toda la serie. Y por supuesto, tenemos el debut de la Cratotaura en el número 21.

Recuerdo mucho que la apariencia de la Cratotaura era uno de los misterios más grandes al comienzo de la serie; y cuando su rostro fue por fin revelado, causó conmoción entre todos los lectores. Fue una gran época. Disfruten!

ORION, EL ATLANTE : Ficha Técnica
(c) Copyright 1974 por Modesto Vázquez R.
DIBUJO DE PORTADAS: José Luis Gutiérrez y Rodimiro Vázquez Quiroz
DIBUJO DE INTERIORES: María Luisa Marcos Aguilar
ADAPTACIÓN: Luis Centurión (Modesto Vázquez R.)

sábado, 21 de noviembre de 2009

Crato - El Gran Crat

Crato se encuentra de frente con su hija quien está convencida que él es un impostor, y para probarlo le arranca la máscara que cubre su rostro. Tanto ella como los soldados se llenan de horror al ver el transformado rostro de Crato que ahora es idéntico al de la Cratotaura. Lleno de vergüenza por su aspecto, Crato se coloca la máscara de nuevo y usa su descomunal fuerza para matar a los soldados que lo vieron.

Ravana sale corriendo por los pasillos del palacio negro, mientras que su padre la sigue de la misma forma que una bestia furiosa sigue a su presa para hacerle pagar por su imprudencia. La princesa llega a un callejón sin salida, pero en lugar de rendirse, comienza a trepar por una de las murallas. Un soldado que se encuentra en los alrededores la observa y le dice que se agarre bien; esto enfurece a Crato sin medida. El Gran Crat le quita la espada al soldado y la apunta hacia la rubia; el soldado le recuerda que se trata de su propia hija, pero al señor de las sombras parece no importarle.

Hace apenas unas cuantas horas Crato le salvó la vida a Ravana cuando Uranto accidentalmente la apuñaló; pero ese momento de debilidad ha quedado atrás, y ahora lleno de una rabia animal lanza la espada que se clava en el hombro izquierdo de su hija. Ravana demostrando su valor y fuerza, se arranca la espada del hombro y escapa. La princesa del palacio negro es ahora una fugitiva.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Los Pantera

Los Pantera tratan de convencer a Ramín que su plan era la única forma de desenmascarar a Pantera Blanca, mientras que el joven los acusa de indirectamente ser responsables por la muerte de Wamuto. De repente la alarma de la ciudad en la copa de los árboles comienza a resonar: Las Bestias del Valle atacan! Yolulo aprovecha el algarabío para escapar, pero no llega lejos, pues un puñal se clava en su espalda y el traidor cae.

Es Bomo, vestido como la Muerte, quien ha castigado a Yolulo por no cumplir satisfactoriamente con su misión y dejarse descubrir por los Pantera. El traicionero Pantera Blanca se desangra en la hierba y finalmente muere.

No lejos de allí las Bestias del Valle y los Pantera se enfrentan en una intensa batalla; flechas van y vienen, rugidos llenan el bosque, y todo es caos. La Muerte deja a un par de Bestias vigilando a Adán quien ha sido terriblemente torturado de la misma forma que su hermano Enoch lo fué años atrás, y va en busca de Ramín para raptarlo.

Bomo llega al corazón de la batalla, pero es demasiado tarde... el cuerpo de Ramín yace tendido en el suelo con una flecha clavada en el pecho. Pensando que ha muerto, una de las bestias se le acerca, pero lo escucha aún respirar, y de pronto, el cuerpo del niño comienza a brillar intensamente. Tanto los Pantera como las Bestias dejan de luchar y comienzan a rodear al caido Ramín.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Serapis - El Sabio

Cuando Orión escapó de la prisión que compartía con Serapis y Leopardo para ir tras Siomara, el sabio y el jorobado huyeron también. Serapis sigue empeñado en regresar a Cratala para encontrar la llave de la sabiduría y cargarla con sus conocimientos en Química con el fin de salvar la misión. El par aprovecha el silencio de la mañana para abandonar la ciudad amurallada. Serapis ordena a Leopardo que lo guíe hasta un carruaje que puede detectar gracias al relinchar de los caballos. El inusual dúo monta el carruaje y lo roban; pero los mercenarios que vigilan el puente levadizo a la salida de la ciudad descubren rapidamente la fuga. La orden es dada para que se alce el puente, y los mercenarios activan el mecanismo que lentamente comienza a levantar la única salida fuera de Barakoa.

Leopardo grita histericamente para que Serapis se detenga y trata de quitarle las riendas, pero el ciego sabio arrea los caballos aún más. El puente está a medio levantar, y Serapis no da marcha atrás; caballos, carruaje, y prófugos saltan al vacío. Leopardo cierra sus ojos para no ver mientras el carro de guerra vuela por los aires y sobre el agua tratando desesperadamente de alcanzar la otra orilla.

Serapis y Leopardo huyen de Barakoa

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Zachar - El Gato Negro

El frío metal del sable atraviesa el vientre de Orión el Atlante, quien muere desangrándose en el suelo. El Gato Negro se enfurece, pues encuentra deshonorable el ejecutar a un enemigo desarmado. Los ojos de Eva se llenan de lágrimas y toma el cuerpo de Orión en sus brazos mientras llora inconsolablemente.

Zachar ordena a los mercenarios que cuelguen el cuerpo del extranjero en la plaza central de Barakoa, y una vez se encuentra a solas con Eva le dice que lo mire a los ojos, pero ella se niega.

La Turania freneticamente trata de soltarse de los brazos del Gato Negro, quien le ordena de nuevo que lo mire a los ojos. Eva por fin lo obedece y llena de repudio lo mira frente a frente por un instante; luego sin luchar se rinde a él.

martes, 17 de noviembre de 2009

Uranto - El Usurpador

Amanece en Cratala y en los establos todo está preparado para la partida de Uranto, quien haciéndose pasar por Crato decide ir hasta Barakoa. Los soldados visten al "Gran Crat" con una majestuosa armadura dorada, y es cuando el usurpador nota que a algunos de ellos les falta un dedo en la mano izquierda; cuando les pregunta si fueron mutilados en combate, ellos contestan que fué Uranto quien lo hizo cuando eran niños en la escuela de cadetes. Uranto comprende en ese momento por qué los soldados lo repudiaban; este fué uno más de los engaños de Crato!

Ravana aparece y le pregunta a donde parte; Uranto evita a la princesa para no ser descubierto y simplemente le dice que se aparte de su camino. El intruso deja la ciudad de Cratala con rumbo hacia Barakoa acompañado de un batallón. Ravana regresa al palacio negro y se encuentra de nuevo con Crato, a quien vió partir hace tan solo unos minutos.

La princesa llama a los soldados y les ordena que capturen al hombre que se encuentra frente a ella. Crato exige que lo suelten, pero los soldados no obedecen, pues ellos también vieron al Gran Crat abandonando la ciudad. Ravana le ordena que se quite la máscara negra que cubre su rostro, pero él se niega, así que ella lo acusa de ser un impostor. Crato comprende que Uranto ha usurpado su lugar y trata de explicar, pero nadie lo escucha. Su hija se lanza contra él y le quita la máscara para revelar la verdad: Crato se ha convertido en un Cratotauro!

lunes, 16 de noviembre de 2009

Ramín - El Fiel Compañero

Amanece y los Pantera regresan a la caverna para conocer el destino del niño y el ciboliano. De acuerdo con Yolulo, si sobrevivieron, entonces si son dioses, pero si no, entonces eran impostores. Pantera Blanca asume que gracias a sus maquinaciones Ramín y Wamuto han muerto; pero para su sorpresa, cuando las rocas son removidas de la entrada, Ramín surge victorioso y todos le veneran... la antigua profecía se ha cumplido.

Yolulo se deja llevar por la envidia nuevamente y agarra una inmensa roca para tratar de aplastarle la cabeza al niño, pero los Pantera lo detienen. Los Pantera sospechaban desde hace tiempo que Yolulo era un traidor y que usaba el mito de la caverna para deshacerse de cualquiera que fuera una amenaza para sus planes. Esta vez le siguieron la corriente para confirmar sus malas intenciones, pero una vez descubrieron que Pantera Blanca se dejaba comprar con oro de las Bestias, decidieron que era tiempo de desenmascararlo.

Ramín se enfurece al saber que él y Wamuto fueron usados solo como carnada, primero para matar a Okima y luego para desenmascarar al traidor Yolulo. Los Pantera se disculpan, pero eso ya no importa porque Wamuto murió. Ramín les recuerda que fue él quien venció a Okima, y que por lo tanto es el nuevo líder!

Adán está a punto de cobrar venganza contra Bomo por matar a su hermano Enoch, pero las Bestias del Valle aparecen por todos lados para proteger al torturador y los papeles se invierten. Bomo se coloca su máscara de la Muerte y planea darle a Adán el mismo final que le dió a Enoch hace tantos años... la historia se repite! Pero primero, la Muerte envía a las Bestias a atacar a los Pantera; una violenta batalla se avecina, y sangre correrá. ¿La de quién?

domingo, 15 de noviembre de 2009

Bomo - El Torturador

Los Cubs no siempre fueron libres. Por mucho tiempo vivieron dominados bajo el puño de hierro del Gran Crat y obligados a llevar a cabo labores forzadas; pero un joven y valeroso guerrero inició una rebelión secreta contra el señor de las sombras. Su nombre era Enoch, y firmemente creía que el hombre no nació ser esclavo del hombre. Una noche Enoch fue sorprendido por uno de los lacayos del Gran Crat conspirando en contra del señor de las sombras; el nombre de ese lacayo era Bomo el torturador, y al descubrir los planes de Enoch, lo aprisionó y torturó sin piedad hasta que murió.

Bomo trató de hacer de Enoch un ejemplo para que nadie tratara de rebelarse de nuevo contra su amo; pero eventualmente los Cubs recobraron su libertad gracias a las enseñanzas que el joven guerrero les había impartido. Hoy en día su recuerdo sigue vivo, y sus ideales también, a través de quien fuese el hermano menor de Enoch y ahora jefe de los Cubs: Adán. Pero qué pasó con Bomo?


El torturador continuó sirviéndole al Gran Crat como uno de sus más sanguinarios y perversos colaboradores por muchos años; pero Bomo se llenó de ambicia, y junto al comandante Calixto planearon varios atentados contra el señor de las sombras para usurparle el trono. En el último intento, Crato descubrió que Calixto trataba de envenenarlo, y el comandante delató a Bomo como su cómplice, así que el torturador no tuvo más remedio que huir de Cratala y asumir una nueva identidad una vez llegó al Valle de las Bestias para ocultarse.

La Muerte! Así es... Bomo el torturador, que tantos problemas le causó a Orión y a sus amigos al comienzo de esta aventura, y que luego se alió con Calixto para darle muerte al Gran Crat, tuvo que adoptar una nueva personalidad para escapar de la furia del señor de las sombras por su traición, y con la ayuda de las Bestias se convirtió en la Muerte. Con lo que Bomo no contaba era con que esta noche se encontraría frente a frente con el hermano de una de sus víctimas; al quitarse la máscara, Adán lo reconoce como el hombre que cruelmente torturó a su hermano Enoch hasta arrebatarle la vida, y el jefe Cub le hará pagar caro por sus crímenes.

sábado, 14 de noviembre de 2009

¿Quién Sigue?

Es tiempo para revisar la cuenta de aquellos dados de baja, y el número comienza a incrementar rapidamente. Okima, el dios jabalí fué derrotado por Ramín y rematado por los Pantera; el valiente Wamuto, Regente de la perdida colonia de Cibola, murió devorado por las tarántulas de la caverna; y nuestro querido Orión ha sido ejecutado por uno de los mercenarios de Zachar.

Ahora que Orión ha caido, aún nos queda por saber quién heredará su legado y se hará cargo de rescatar las siete llaves; ¿Será el anciano Serapis, su nieto Ramín, el jefe Adán, o la valiente Eva? Tendremos que esperar un tiempo más para saber la respuesta; por ahora, la pregunta que verdaderamente debemos hacernos es... ¿Quién sigue?

viernes, 13 de noviembre de 2009

Galería de Portadas II

Hoy tenemos una nueva entrega de la Galería de Portadas presentando los números 9 al 16. Como datos curiosos en este grupo tenemos que las carátulas de los números 10, 14, y 16 no solo son las primeras portadas sin Orión, sino que también son las primeras con Ramín. Disfruten.

ORION, EL ATLANTE : Ficha Técnica
(c) Copyright 1974 por Modesto Vázquez R.
DIBUJO DE PORTADAS: José Luis Gutiérrez y Rodimiro Vázquez Quiroz
DIBUJO DE INTERIORES: María Luisa Marcos Aguilar
ADAPTACIÓN: Luis Centurión (Modesto Vázquez R.)

jueves, 12 de noviembre de 2009

A Todo Color - Las Mujeres

Hoy el turno le corresponde a las "bellas y famosas" de la serie. Una es princesa del reino de las sombras, la otra es una salvaje con corazón de oro, y la otra es la avaricia y ambición encarnadas. Ravana, Eva, y Siomara a todo color!

No me deja de sorprender el arte de María Luisa Marcos Arias. Su Ravana es imperial e imponente; su Eva es ágil y dinámica pero inocente; y su Siomara tiene esos ojos de codicia inigualables. Como siempre, pueden apreciar el arte original de María Luisa, una versión en blanco y negro, y la mía a color. Esta primera aventura de Orión no hubiera sido igual sin estas tres bellezas.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Modesto Vázquez - El Autor

BLOG: Gracias nuevamente por su tiempo y el reconocimiento a la página. Muchos de los fans de Orión somos Colombianos, y no tenemos mucho conocimiento acerca de como la publicacion se llevó a cabo en México. Para nosotros la serie se publicó en 1982, y en 1987. ¿Cuando se publicó Orión en México?

MODESTO: ORIÓN, en México vió la luz por vez primera en 1982.

BLOG: Las historietas americanas se publican solamente una vez al mes, tienen aproximadamente 23 páginas, y aún así muchas veces los creadores se retrasan. ¿Como hacian ustedes para publicar un libro semanalmente, con 32 páginas completas, sin interrupciones y sin la ayuda de super-computadoras como hoy en día? Parece un esfuerzo descomunal.

MODESTO: Ya teníamos práctica con KALIMAN y otras tantas publicaciones; para lo cual, tu servidor escribía (en las noches) un guión semanal. Cuando entraba a la oficina ya me estaban esperando el o la dibujante de interiores y el portadista. Esto era el lunes; para el viernes, después de una revisión general, lo enviaba a imprenta.

BLOG: ¿Qué tan adelantada estaba la historia en sus escritos y en la parte artística cuando se publicó el ejemplar número 1 de la serie?

MODESTO: Cuando salió el número 1, ya teníamos 7 números adelantados.

BLOG: Siendo de su creacion, puede hacer con el personaje lo que quiera. ¿Pensó usted alguna vez en llevar a "Orión el Atlante" a otros medios de comunicación tales como las radionovelas que eran tan populares en aquellos tiempos?

MODESTO: Nunca salió en radionovelas ni en ningún otro medio, ya que tu servidor, el o la dibujante de interiores eramos una especie de "patito feo", ya que si lo comparaban con KALIMAN que vendía Dos Millones de ejemplares semanales, ORIÓN no era nada tirando sólo 250,000 ejemplares semanales, los que, si lo comparamos con ÁGUILA SOLITARIA que vendía Un Millón de ejemplares semanales, vuelvo a repetirte, ORIÓN no era nada. ¡Que lástima, no!.

BLOG: Ya quisiera un cómic hoy en día vender 250,000 ejemplares a la semana! Es inimaginable que Orión fuera visto como un patito feo y no como el cisne que era en realidad.

BLOG: ¿Fue "Orión" el primer nombre que se le vino en mente cuando creó al personaje, o pensó en otros nombres?

MODESTO: No, el primer nombre que pensé fue "LUXUS", como una especie de Prometeo, es decir, aquel que busca la luz para traérnosla y en el caso de ORIÓN, busca esa luz o conocimiento para hacer renacer a LA ATLÁNTIDA: Agradezco mucho tu entrevista y muchos saludos a todos y para la inolvidable Colombia.

BLOG: ¿Se lo imaginan? Luxus, el Atlante! Eso es todo por ahora; me parece importante que los lectores aprendamos un poco de "la historia detras de la historia" y su parte operacional para comprender mejor la serie. Muchas gracias al señor Vázquez por su tiempo al conceder esta entrevista.

martes, 10 de noviembre de 2009

Entrega número 100!

Noviembre ha sido un mes muy excitante para el Blog Atlante; primero el creador de Orión, el señor Modesto Vázquez, nombró a este website la página oficial de Orión el Atlante; hoy tenemos otro motivo para celebrar: este es el post número 100 del blog! Una centena de artículos han sido publicados desde que este website salió a la luz, y aunque requiere mucha dedicación y esfuerzo, la tarea se hace fácil porque es para honorar a estos increibles personajes y sus emocionantes aventuras. Para el post número 100, presentaré algunos datos curiosos acerca de la serie.

Dato 1: En el pasado ya había mencionado que el ejemplar número 32 tuvo dos portadas diferentes en Colombia; la clásica portada de fondo amarillo y letras rojas que se publicó en 1982, y la portada de fondo fuscia y letras rojas de 1987. Los colores del arte también son diferentes como pueden apreciar aquí gracias a que pude obtaner una imagen de la portada fuscia.

Dato 2: Orión es una serie que tenía como objetivo entretener sanamente a sus lectores; pero la casa editorial lo llevó un paso más allá. Con el número 34 de la serie, cada página impar comenzó a llevar anuncios de servicio a la comunidad. No sé si la versión mexicana de la serie hizo lo mismo, pero en Colombia este fue el caso. Lo extraño es que la idea pareció no funcionar; pues los números 34 y 35 llevaban los mensajes en cada página de por medio; los números 36 y 37 solo lo hicieron cada 8 páginas; ya para el número 38 los mensajes habían desaparecido. Aunque la intención era buena, me parece que los mensajes de cierta forma interrumpían la historia. Aquí pueden apreciar una muestra de los mensajes.

Dato 3: Las páginas de Orión el Atlante estaban numeradas con un formato especial en la parte inferior derecha de cada hoja. El formato consistía de la letra "O" para indicar el nombre de la serie, un guión, el número del ejemplar, otro guión, y el número de la página.

En el número 29 de la serie, un error de edición ocurrió: La página 9, estaba formateada AS-385-9, que sin duda corresponde a la página 9 del ejemplar 385 de la serie Aguila Solitaria. Aunque en su momento, este pudo haber sido un problema, o un grave error, hoy en día estos pequeños "faux-pas" le dan gran valor histórico y económico a los cómics.

Bien, eso es todo por hoy, espero que hayan disfrutado de esta edición especial del Blog Atlante; y prepárense, porque mañana tenemos un invitado muy especial: el señor Modesto Vázques, autor de Orión el Atlante en su primera entrevista con el Blog!

lunes, 9 de noviembre de 2009

Orión - El Atlante

Orión sale de la celda gracias a la ayuda de la valiente Eva, y Zachar comprende que se encuentra en problemas; entonces decide envolver una mentira en una más grande: El Gato Negro dice a Orión que él si es Omar el Rajib, pero contrario a lo que Siomara clamaba, no fué enviado por el Gran Crat para matarlo sino para protegerlo. Por tensos segundos, los verdes ojos del Príncipe de Barakoa se fijan en los azules ojos de Orión; hasta que al fin la verdad se revela!

Cuando el domador de gatos golpeó a Orión en la cabeza para arrojarlo a la fosa, el joven guerrero recuperó la memoria; desde entonces pretendió estar amnésico y le siguió el juego a la víbora Siomara para que lo condujera finalmente a Zachar... los tramposos cayeron en la trampa. Orión se revela a si mismo como el líder de la séptima legión de guerreros del Imperio Atlante. Eva celebra lo astuto e inteligente que su compañero es, y de inmediato corre hacia los mecanismos para cerrar las compuertas y así prevenirle la entrada a los mercenarios quienes se acercan a la escena. Mientras tanto, Orión le ordena al cobarde Zachar que se se desnude.

Eva no logra cerrar las compuertas completamente, y un par de mercenarios la capturan; cuando los hombres de Zachar llegan con la prisionera, los papeles se invierten y es el Gato Negro quien tiene dominado a Orión; Eva no comprende como sucedió esto, si hace apenas un minuto el atlante era el vencedor. Orión se ve completamente desconcertado y no sabe qué hacer, y en un instante de descuido, uno de los mercenarios saca su sable y lo atraviesa sin piedad... Orión ha muerto!

Orión muere a manos del mercenario

Mañana: Celebración de la entrega número 100!
Pronto: Modesto Vázquez conversa con el Blog Atlante

domingo, 8 de noviembre de 2009

Wamuto - El Ciboliano

Cerca a la ciudad en la copa de los árboles, los Pantera llevan a Ramín y al herido Wamuto a "La Caverna", que de acuerdo con Yolulo, es un sitio sagrado donde solo aquellos que son verdaderos dioses pueden sobrevivir. Una vez el niño y el ciboliano son conducidos al interior, los Pantera bloquean la entrada a la caverna con rocas y ahora es imposible salir. Wamuto improvisa una antorcha, y Ramín trata de revisar la cueva, pero cae en un profundo hoyo; Wamuto trata de ayudarlo a salir, pero debido a sus heridas, no puede con el peso de su amigo, y cae al hoyo también.

Cuando Ramín recoje la antorcha, se da cuenta que están rodeados de cientos de inmensas tarántulas; Yolulo los condujo a una mortal trampa! Wamuto agarra la antorcha y trata de asustar a las gigantescas arañas, pero son demasiadas; así que le ordena a Ramín que se monte sobre sus hombros y trate de salir del hoyo. Después de muchos esfuerzos, Ramín logra salir del hoyo, pero una tarántula muerde a Wamuto con su poderoso piquete y el ciboliano cae.

Ramín le pide a Wamuto que se ponga de pie y trate de alcanzar su mano, pero el ciboliano está muy débil por las heridas que le produjo Okima, por el esfuerzo que acaba de hacer, y por el piquete de la araña. El pequeño comienza a llorar y le suplica a su amigo que no se rinda y se levante, pero Wamuto sabe que ya es muy tarde para él; cientos de tarántulas comienzan a cubrir su cuerpo y a devorarlo vivo.

El Regente de la perdida colonia de Cibola que por tantos años luchó para derrocar la dictadura del Gran Crat ha encontrado su final de la manera más horrífica. Ramín cubre el hoyo con rocas y por el resto de la noche le reza a su dios Atón-Ra entre lágrimas para que se apiade del alma del valeroso Wamuto.

Pronto: Celebración de la entrega número 100!
Pronto: Modesto Vázquez conversa con el Blog Atlante

sábado, 7 de noviembre de 2009

Uranto - El Usurpador

Uranto bebe el contenido del elíxir de la Cratotaura y en cuestión de segundos su cuerpo recupera la energía, vitalidad, y lozanía que tenía hace 30 años; ahora sí que es el verdadero gemelo del Gran Crat. El usurpador sigue silenciosamente a Crato, cuya transformación en un monstruo es casi completa. El Gran Crat comienza a usar de nuevo la negra máscara que antes usaba para producir miedo en los demás, pero que ahora viste lleno de vergüenza debido a su horroroso aspecto. El señor de las sombras parece verdaderamente asustado, y esto le trae dicha sin fin a su gemelo.

Uranto se dice a sí mismo lo mucho que Atlas, el antiguo supremo regente de la Atlántida, disfrutaría al ver el sufrimiento de Crato. Con esto, Uranto comienza su plan de usurpar el lugar del Gran Crat. Un soldado viene a él sin sospechar por un instante que no se trata en realidad de Crato, y le avisa que noticias han llegado desde Barakoa; le entrega un pergamino con un mensaje que envía Zachar; por un momento Uranto no reconoce el nombre, pero luego recuerda que se trata del nieto de Erick el Chacal.

El mensaje dice que el Gato Negro ha capturado a Orión, y que si el Gran Crat desea eliminar al atlante de una vez por todas, deberá ir hasta Barakoa para acabar con él. Uranto no puede ocultar su sorpresa al saber que Orión sobrevivió la catástrofe que acabó con la Atlántida, y de inmediato hace planes para partir hacia la ciudad amurallada donde vive Zachar. Cómo es que Uranto conoce a Atlas y se alegró al saber que Orión sobrevivió la catástrofe?

Pronto: Celebración de la entrega número 100!
Pronto: Modesto Vázquez conversa con el Blog Atlante

viernes, 6 de noviembre de 2009

La Muerte

Una escalofriante carcajada brota del calavérico personaje mientras el jefe de los Cubs lucha por su vida contra el árbol del mal. Plantas carnívoras brotan de la tierra y amenazan con devorar a los cubs; Adán corta tantas raices como puede con su daga, pero más y más aparecen. El es valiente, fuerte, y un excelente líder, pero uno de los más grandes defectos de Adán es que es supersticioso, y el ver estas demoniacas plantas tiene un gran efecto en su fuerza de voluntad.

Adán comienza a perder la batalla, al menos mentalmente; hasta que a su mente vienen los recuerdos de todos aquellos que conoció recientemente y que han demostrado tanto valor: Ramín, Wamuto, Eva, Orión. Ellos son ahora sus amigos, y merecen cualquier esfuerzo que sea necesario; así que el jefe Cub toma un profundo respiro, cuenta hasta tres, lanza un salvaje grito de guerra, y con la furia de mil leones corta en pedazos cuantas raices tratan de envolverlo.

La muerte se sorprende ante el súbito ataque de valentía de su contrincante, así que se prepara a escapar, pero Adán lo detiene, le rapa las sales especiales, y las usa contra las plantas carnívoras que receden como si estuviesen asustadas. Una vez los Cubs se han liberado, la Muerte se acobarda y pide piedad; Adán permite que sus hombres decidan el castigo, pero el prisionero confiesa que es un enviado del Gran Crat y que el conoce muy bien los movimientos de los Turanios y los Cubs. Cuando Adán le pregunta quién es en realidad, la Muerte finalmente se quita los guantes, su máscara y dice:

"Tu me conoces... mira!"

jueves, 5 de noviembre de 2009

Zachar - El Gato Negro

Aprovechando que la atención de Orión está concentrada en matar a Eva, el Gato Negro se da a la fuga, pero su escape no pasa desapercibido por Siomara, quien lo ve salir del cuarto secreto y envía a Orión tras él. Orión, quien cree llamarse Omar el Rajib debido a su amnesia, se olvida de Eva y va tras su verdadero objetivo: Zachar. Eva trata de seguirlo pero es detenida por la víbora Siomara, quien puñal en mano se prepara a matar a su rival.

Zachar ha conducido a Orión a otra más de sus trampas, y lo ha encerrado en una jaula. Los barrotes de esta prisión son hechos con la misma tecnología que Serapis usa en Cratala, así que son indestructibles. El techo de la celda comienza a descender lentamente, y si Orión no escapa pronto, morirá aplastado.

En el cuarto secreto, Siomara se lanza contra Eva para clavarle su puñal. Eva se defiende agilmente gracias a las habilidades que ha adquirido después de todos los años que ha vivido en los bosques Turanios; pero la víbora es persistente y sus ojos llenos de ambición y odio reflejan que no se rendirá fácilmente. Para demostrarle a Siomara que es mucho superior a ella, Eva le da una patada en la mano haciéndole tirar el puñal al suelo, luego le da un golpe en la quijada y la rubia es derrotada.

El Príncipe de Barakoa celebra su inminente victoria sobre el amnésico Orión; pero su regocijo es prematuro, pues Eva aparece tras él con el puñal de Siomara y le ordena que desactive el mecanismo y abra la jaula. Zachar no tiene más remedio que obedecer a la Turania, y finalmente Orión es liberado de su trampa. Ahora Omar el Rajib va a cumplir su misión y le dará fin al Gato Negro!



COMENTARIO: Esta es la última vez que vemos a Siomara en la historia. Despreciada por Zachar, abandonada por Orión, y derrotada por Eva, la víbora ha sido sometida, pero nunca sabemos cual es su destino final. Así que este fué el final que se me ocurrió darle:

"Siomara despierta del puño que Eva le dió para encontrarse encerrada en el cuarto secreto; aún atontada por el golpe, la rubia se pone de pié y accidentalmente activa la palanca que abre la compuerta al pasillo donde las campanas aún resuenan. Siomara comienza a gritar histéricamente ante las devastadoras vibraciones y el retumbador sonido sin saber que hacer; entonces se tropieza con algo y cae al suelo: es el cadáver de Zulema! Confinada en un cuarto sin salida, torturada por las campanas, y acompañada por un cadáver, los oidos de Siomara revientan, y la locura invade su cabeza. Esta víbora ha encontrado su fin"

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Crato - El Gran Crat

Ravana cae en los brazos de Crato después de recibir una puñalada en la espalda. El Gran Crat sabe que este fué un atentado para materlo a él; solo que accidentalmente su hija se atravesó en el útimo segundo. Crato voltea a Ravana y de un solo tirón remueve la daga; la princesa lanza un grito y comienza a desangrarse. Desde su escondite, Uranto lamenta el incidente y se escapa por un balcón aledaño mientras continúa observando atentamente las acciones de su doble.

Crato llama a los guardias, y les ordena que inspeccionen el cuarto, pero no encuentran nada, pues el asesino se dió a la fuga. Por un instante, el Gran Crat está a punto de abandonar a Ravana a su suerte, pero en un extraño momento de humanidad, decide que después de todo es su hija, así que le da a beber el elixir de la Cratotaura, el cual le devuelve la juventud a él, pero a Ravana le dará la vida. Es en ese instante que Uranto descubre el secreto de Crato.

Ravana recobra el sentido completamente ajena a lo que acaba de suceder y sin herida alguna; lo primero que ve es la figura de su padre, lentamente transformándose en un monstruo igual a su madre. Ella pregunta qué ocurrió, pero Crato no responde, solo le ordena que lo siga. Una vez el cuarto queda vacío, Uranto entra de nuevo por el balcón y toma la botella que aún está a medio llenar con el elixir de la juventud, y sin pensarlo dos veces bebe su contenido.

Uranto bebe el elixir de la Cratotaura